martes, 7 de diciembre de 2010

Receta: Pechugas de pollo rellenas

ok!!!! se que me tardo siglos en subir algo a este blog, pero entre otras cosas, estaba taaaan ocupada con algo llamado "Boda" jajajaja.....

asi es, recien me acabo de casar y realizar los preparativos, aunque nos llevamos las cosas con tiempo, al final de cuentas terminamos corriendo jajaja...

pero bueno, unos dias despues de haberme casado, mi ahora esposo y yo cumpliamos años de habernos hecho novios....cuatro para ser exactos, asi que ambos preparamos una comida para ese día...el hizo pan de ajo (cuya receta será la siguiente) y yo prepare estas pechugas que a continuación explico

PECHUGAS DE POLLO RELLENAS

Ingredientes

-Milanesas o pechugas aplanadas de pollo, las necesarias (en general una milanesa de pollo de buen tamaño basta para una persona)

-Jamón en rebanadas delgadas

-Queso crema (del tipo philadelphia xD)

-Sal y pimienta al gusto

-Aceite el necesario

-Hierbas de olor tales como albahaca, tomillo, mejorana, etc (opcional)

Procedimiento:

Empezaremos primero por conocer el largo de nuestras milanesas. Generalmente son mas largas de 10 cm por lo que en este caso las dividiremos en dos para que a la hora de cocinarlas no queden crudas por dentro.

Espolvoreamos sal y pimienta sobre las milanesas y le untamos bien por todos lados para darles sabor. Las milanesas no son de una forma muy definida, es decir, no son ni cuadradas ni redondas sino irregulares por lo que habrán partes que estén mas anchas que otras. Como estas milanesas van a ir enrolladas, si iniciamos por la parte más ancha, nos quedaría mucha carne en el centro y corremos el riesgo de que no se cocine bien, así que vamos a comenzar poniendo la mitad de una rebanada de jamón a partir de la zona mas estrecha de la milanesa, y sobre esa misma zona pondremos un poquito de queso crema (no mucho, con una cucharadita basta), y entonces enrollamos la milanesa desde la parte estrecha hacia la parte más ancha a modo de que nos quede un rollo del que no se deben asomar ni el queso ni el jamón así como se aprecia en la foto.

Ya que todos nuestros rollos están listos, ponemos en una sartén un poco de aceite a calentar y cuando esté bien caliente doramos nuestros rollos de pollo. A este procedimiento se le conoce en cocina como “sellado” y se utiliza mucho para carnes que después serán metidas al horno pero que deben llevar una forma definida. Así pues, como nuestras pechugas van en forma de rollito, a la hora de ponerlas en el aceite hay que cuidar que la parte donde acaba el rollo quede hacia abajo para que, así, cuando lo vayamos girando en el aceite para sellarlo todo, no se nos desenrolle. Es prácticamente como si hiciéramos flautas o tacos dorados, la parte donde se termina de enrollar la tortilla igual va hacia abajo (y esto es mejor que estarle metiendo palillos y que a la hora de la comida no te ensartes uno en el diente porque a la cocinera se le olvidó quitarlos jajaja).

Todos los rollitos deben quedar dorados, y después los ponemos sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa. En mi caso, recibí un maravilloso regalo de un gran amigo de la universidad al que estuve molestando diciéndole que como tiene un buen trabajo no podía salirme con una baratija el día de mi boda. Intuyo que se lo tomó muy a pecho pues su obsequio fue un horno tostador!!!! Jajaja. Y como entre otros regalos llegaron unos refractarios, entonces puse las pechugas ya selladas en el refractario, les espolvoreé un poco de albahaca y las puse en el horno a 160ºC por aproximadamente 10 minutos. Esto lo hice para que el pollo se terminara de cocer en su propio jugo en la parte interior. Se puede hacer lo mismo en el horno de la estufa y si no, simplemente a la hora de sellarlos en el aceite, ponemos la flama de la estufa en lo más bajo y colocamos una tapa sobre la sartén para crear una especie de cámara de vapor y así estemos seguros de su cocción completa aunque en este caso absorberán un poco más de aceite que lo normal.

Y….eso es todo!! Estas pechugas las acompañé con un puré de papa y unas verduras que venden precocidas, solamente pasadas por mantequilla. Como tenía una botella de salsa verde, con eso las bañé, pero se puede inclusive comprar una lata de crema ya sea de elote, poblana o hasta la de 3 quesos y bañar con eso las pechugas y será toda una delicia.

nos vemos.....espero pronto por acá

4 comentarios:

Anónimo dijo...

KIRA:

OTRA RECETA MAS QUE NO ME HAS INVITADO A PROBAR; ASI QUE ME LA DEBES, NO TE HAGAS

PAPIRINGO

Miss Malerige dijo...

ay papaaaa....que no ves que era pa el aniversario?? jajajaja....ya te las hare luego ;)

Anónimo dijo...

Hola amiga:

despues de recuperada de tu luna de miel, veo que retomaste las recetas que tanto esperaba y que bueno para mi

creo que esta receta se me esta antojando para la cena de navidad, porque se ve muy buena y muy elegante con la crema que en mi caso escogeré la poblana para que este picosita; respecto a las verduras, son las que en el super venden en bolsas congeladas que ya estan precocidas, verdad?

y una pregunta mas, las pechugas quedan o deben quedar tostadas con el tiempo que le das en el horno ó deben quedar con textura suave ? te pregunto para que no las vaya a pasar ó le vaya a faltar

No tengo prisa en tu respuesta porque a como te dije, las prepararé para la cena de navidad

Saluditos

La Chelita

Miss Malerige dijo...

Chelita, como te va???

A como dices, la pinta de la receta es algo elegante, aunque no taras que no es tan complicada....esto es algo parecido a las pechugas cordon bleu, solo que esas van empanizadas y no quise meterme en tanto rollo...

respecto a tu pregunta, si, las verduras que utilice son esas que venden en bolsitas congeladas y precocidas.

y sobre la textura de las pechugas, no quedan crujientes ni tostadas porque de hecho, cuando sellas una carne y despues la metes al horno, es para que en el horno la parte interior se cosa en su propio jugo...

amiga, si las haces para navidad espero me mandes una foto, sale??? besotes y abrazotes